ENCOFRADO

El encofrado puede ser de madera o metálico según el material que se emplee. Por otra parte el encofrado puede ser fijo o deslizante.
La tabla de encofrado es idónea para encofrados, cubiertas y paneles de tejados, así como para cubrir diversas áreas y se puede utilizar para diferentes construcciones.
La madera tendrá la suficiente rigidez para soportar sin deformaciones perjudiciales las acciones de cualquier naturaleza que puedan producirse en la puesta en obra y vibrado del hormigón.
La madera para encofrados será preferiblemente de especies resinosas, y de fibra recta.